CUPISNIQUE: SINERGIA A FAVOR DEL DESARROLLO SOSTENIBLE

CUPISNIQUEDesde 1996 la energía eólica es una realidad en nuestro país, sin embargo esta alternativa parecía lejana para un país como el nuestro. Por ello, es que recién en el 2014 se instala el primer parque eólico en el departamento de Ica, esta iniciativa responde a los compromisos asumidos por el Perú para diversificar su matriz energética a través de los recursos renovables.

Actualmente en el Perú, existen 6 centrales eólicas, 2 de las cuales integran el parque eólico más grande del país, la de Cupisnique (La Libertad), que cuenta con 46 turbinas para producir 82 800 kilowatts (kW); y la de Talara (Piura) con 17 turbinas para generar 30 600 kW. Este parque eólico fue inaugurado en setiembre del 2014, y su construcción demandó más de 250 millones de dólares.
La empresa peruana Energía Eólica S.A es responsable de ejecutar la “Implementación de la Central Eólica Cupisnique y su interconexión al Sistema Eléctrico Interconectado Nacional”, y como parte de sus compromisos con el estado, tiene previsto el desarrollo de un programa de reforestación. El Programa de Reforestación Central Eólica Cupisnique busca reforestar y mantener 2 hectáreas en un año y medio.

Pronaturaleza, en concordancia con su misión institucional que es la de conservar el patrimonio natural del Perú, en especial de su biodiversidad, propiciando el uso sostenible de los recursos naturales renovables, ejecutará dicho programa.

La implementación de este programa se desarrolla en el marco de las buenas relaciones comunitarias, y el desarrollo sostenible de las comunidades ubicadas en el área de influencia; ya que las 2 hectáreas a reforestar se encuentran ubicadas dentro de los linderos de los terrenos de la Comunidad Campesina Paiján. En tal sentido, se ha previsto la contratación de profesionales locales, incluyendo personal de campo para la instalación del sistema de riego, preparación del área a reforestar, instalación de plantones, entre otras actividades.

Desde el punto de vista técnico, se ha optado por comprar los plantones en viveros locales, teniendo en cuenta que las especies priorizadas para la reforestación son escasas y de baja disponibilidad de semillas por su condición de especies críticas.
El reto del proyecto es lograr la sobrevivencia de los 924 plantones de algarrobo (Prosoppis pallida), sapote (Capparis scabrida) y tara (Caesalpinia spinosa), ya que el área presenta suelos muy áridos y sin disponibilidad de agua. Estas especies seleccionadas son originarias del bosque seco, y se desarrollan adecuadamente en suelos salinos. Su selección se basa en las recomendaciones del Estudio de Impacto Ambiental respectivo; además el algarrobo y el sapote son consideradas especies vulnerables y en situación crítica, respectivamente.

Para la plantación se empleará la técnica de Tresbolillo, que consiste en hileras alternadas formando un entramado de triángulos. Las plantas se establecerán a 5 metros sobre la hilera y 5 metros entre hileras. La distribución del agua para el riego se hará a través de motobombas.

Para Pronaturaleza esta es una nueva experiencia de alianza con empresas privadas para promover la generación de oportunidades de desarrollo en el marco de la sostenibilidad y la responsabilidad ambiental.

Categorised in: Noticias

This post was written by admin

Comments are closed here.